20 sept. 2012

COMO GOTAS EN EL RÍO, COMO HOJAS EN EL BOSQUE

                                                                          VII


Mis recuerdos no son cuento ni novela, ni mucho menos pretendo aprisionar la historia de aquellos años. Tampoco es la verdad definitiva.
Hay otros que tienen otras verdades y otras historias.
Lo mío, es apenas una hoja de hierba de un gran bosque.
Una gota más en el río, en el pequeño canal.
Cuando yo llegué, el bosque ya existía y sin duda, seguirá existiendo.
Mis sentidos apenas palparon miraron y escucharon parte de lo que el misterioso bosque tenía para ofrecer.
Habrá otros cercanos o lejanos que complementarán este pequeño paisaje.
De lo que puedo estar seguro, hoy más que ayer, es que no puedo quedarme afuera. 
Soy parte del paisaje de los años sesenta y estoy en el recuerdo de otros.
Al final era así.
Éramos únicos.


12 comentarios:

  1. Que recuerdos tan queridos me has traido con tus letras.
    Ver los rostros de aquel entonces, yo estaba una o dos clases bajo Uds. La toma de nuestro colegio, las clases en la Alameda frente al ministerio de Educación y la bella casa en la calle Dieciocho.

    Cariñosos Saludos desde Berlin / Alemania

    Harald Zeller / haraldzeller@gmx.de

    ResponderEliminar
  2. Harald Zeller ; Un gran abrazo. Te recuerdo perfectamente.
    Saludos de Mario Monasterio.

    ResponderEliminar
  3. no soy de vuestra generacion llegue cuando estaban en mapocho en el an-o 85 pero amo a esta escuela por todo lo que soy ,gracias por tus palabras son hermosas ,carin-os desde talca.

    ResponderEliminar
  4. Mario Monasterio gracias por tu trabajo aquí y por tu obra profesional.
    La escuela funcionaba el año 60 en una hermosa casona ubicada donde hoy esta el Registro Civil, en ese local llegaron las hermanas Bojanic, las hermanas Cares, el Mono González recitaba. El internado para alumnos de provincia funcionaba en el segundo piso. Una de las cocineras era la tia Filomena, que siguió trabajando en la Reina años despues.
    El Director era Fernando Marcos, pero la que mandaba era Doña Florencia, la subdirectora. Todos le teníamos terror.
    Después, el año 62 se cambió a otra bella casa a una cuadra de distancia, donde hoy funciona el Indap (San Martin con Agustinas), aun se conserva la gran palmera del segundo patio. Ahí los Fariña - el papá y los hijos - tocaban la Pequeña Serenata Nocturna, Arturo Barros tocaba el piano, Bernardo Carreño contaba películas en los recreos, y Poblete, el portero, que le decíamos "el Corcho" era cómplice de Doña Florencia. En la entrada de al lado, la cochera, el Sr. Luis Guzman tenía su taller de cerámica.
    En esas viejas casonas, la EEEA con sus alumnos tocando piano, violín, o solfeando mientras otros como Monasterio pintaban, tallaban piedra, dibujaban había algo mágico que nunca será olvidado por quienes lo vivimos.
    Esos viejos profesores maravillosos, esos artistas como Doña Florencia, Fernando Marcos, la Ida González, profesora de pintura, Luis Droguett, "el Perro", El Sr. Pino, de pintura, Luis Guzman el ceramista, Ivan Núñez "El Ñoño" profesor de historia, Roberto González Moya, "Monsieur", la Srta Betsi, Hija de doña Florencia, Inge Banderas, profesora de pintura, Gilda Hernández, profe de pintura y los de música (Gacitúa y otros que no conoci porque yo no era de música) fueron un regalo maravilloso para todos quienes tuvimos el privilegio de estudiar en la EEEA.

    ResponderEliminar
  5. Querido Mario Monasterio:

    Otro recuerdo. Hace algunos años me fui recorrer Italia. Con ello tuve una experiencia increíble, no sólo visité un país bellísimo y lleno de historia, sino que viví algo extraordinario: las ciudades de Firenze, Roma, Carrara y sus increibles sitios patrimoniales ERAN PARTE DE MIS RECUERDOS, EL PALACIO VECHIO, LA GALERÍA DEGLI UFFIZI, EL CAMPANILE DEL GIOTTO, EL DAVID, LA PIAZZA DEL DUOMO, LA CAPILLA SIXTINA, SAN PEDRO. Gracias a la educación artística que nos impartió esa escuela, gracias a visitas a museos, y salas de exposiciones, clases de historia del arte, películas, actividades diversas con que nos educaron esa comunidad de maravillosos maestros: SENTÍ ITALIA Y SUS TESOROS COMO MIOS, COMO RECUERDO DE MI INFANCIA. LA MEJOR PARTE DE LA HISTORIA, LO MEJOR DE LA HUMANIDAD SE HIZO HERENCIA PARA UN NIÑO POBRE, DE UNA POBLACIÓN MARGINAL, QUE TUVO LA
    FORTUNA DE ENTRAR A LA EEEA.

    Gracias por tu iniciativa de crear este espacio. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muy bien.
    Muchísimas gracias por leer estas crónicas.
    Un saludo a través del tiempo y del espacio
    Mario Monasterio Calderón

    ResponderEliminar
  7. EXTRAORDINARIOS......¡¡¡¡ recuerdos pense que ya nadie se acordaba de esos tiempos ...si yo fui parte de ellos...mi nombre es Miguel Angel Ortiz...el negro chico que estudiaba piano ...mi generacion..Ricardo Rojas, Fernado Mandujano,Edmundo Magaña, Sandra Medina,Veronica Monsalve ,Veronica Rodriguez, Alicia Preller ....
    Ingrese al edificio de calle compañia parece que sel e derrumbo un muro....., como no los hermanos Fariña tocando en el patio pequeña serenata nocturna.....el terror de la sra Florencia , Fernando Marcos ....si el "corchito.." que alguien nombro anteriormente...la sra Filomena ..de la cocina y esos almuerzos.. tremendos en el bandejon central de la alameda.....y por ultimo la hermosa casona de la calle 18.....en el salon gigante con su impresionante escala y chimenea ......Ariadna Colli tocando la polonesa........maravillosos ...con esos ventanales llenos de luz........
    Emocionante.......mi correo es mortiz48@gmal.com ojala nos contactemos ...con alguien de esa generacion..un abrazo para todos los de la EEEA...... y que viva el arte......

    ResponderEliminar
  8. Hola Mario, mi compañero EEEA: me acabo de enterar de este blog y te contaré que estoy impresionada de tu memoria, de tus recuerdos, es un regalo maravilloso para mi y creo, a todo aquel que entró aquí para encontrar sus propios recuerdos. Tienes una memoria impresionante!!...espero tener la oportunidad de verte en persona, compartir y quien sabe, hacer revivir muchos otros recuerdos, entre ellos, el que me compromete a mi y a mi arte pianistico......nos tenemos que encontrar. Un gran abrazo experimentalino!!!!.......EEEEEEEEEAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Mario, mi compañero EEEA: me acabo de enterar de este blog y te contaré que estoy impresionada de tu memoria, de tus recuerdos, es un regalo maravilloso para mi y creo, a todo aquel que entró aquí para encontrar sus propios recuerdos. Tienes una memoria impresionante!!...espero tener la oportunidad de verte en persona, compartir y quien sabe, hacer revivir muchos otros recuerdos, entre ellos, el que me compromete a mi y a mi arte pianistico......nos tenemos que encontrar. Un gran abrazo experimentalino!!!!.......EEEEEEEEEAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!

    ResponderEliminar
  10. Querida Ariadna
    Un fuerte abrazo para ti.
    A través del tiempo se han acrecentado mis sentimientos para todos quienes conformaron mi generación de compañeros de la EEEA.
    Créeme que no fue fácil.
    Tal y como lo manifiesta la historia que leíste, el día que salí de aquella Escuela, le puse un candado a mis recuerdos y oculté en el baúl de mis recuerdos toda huella y toda nostalgia de aquellos días escolares.
    Consideraba yo que la EEEA, me había hecho más daño que beneficios.
    En síntesis la idea era iniciar un camino nuevo y dejar atrás todo aquello.
    Un pequeño paréntesis en la vida.
    MI paréntesis duró 40 años.
    Un día cualquiera de decepción y soledad volví mi vista y mis recuerdos al lugar que me cobijó por seis años en la flor de mi adolescencia. Abrí el baúl sellado por tanto tiempo y mi sorpresa fue mayúscula: Todo estaba intacto.
    Y en esos recuerdos, al margen de muchos rostros estaban tus dedos y tu imagen menuda y misteriosa.
    Es probable que tu tengas muchos amigos y compañeros que te recuerdan y que te quieran, habrá algunos con quienes perduraste en la amistad por muchos años.
    La originalidad de mi experiencia es que lo que grabé en mi corazón en mi mente y en mis oídos.
    Lo que grabé de ti...Fueron tus dedos sobre el piano.
    Una flor blanca de Alexandra y tus dedos sobre el piano.
    Es lo que me acompañó secreta y ocultamente durante todos estos años.
    Y fue esto lo que me motivó a escribir este pequeño blog.
    Algo muy personal y muy poco pretencioso.
    Pero ya está y así quedó.
    Sin duda pude jugar con los sentimientos de muchos compañeros, pude sin duda inventar o crear una historia más significativa y que emocionara a quienes la leyeran.
    Pero no era ese mi objetivo.
    Por eso querida Ariadna, es de gran emoción para mí leer este pequeño correo.
    Es mucho más de lo que imaginas y es la compensación para muchas horas que me ha llevado hablar sobre esa Escuela.
    Ojala que nos encontremos en alguna vuelta de la vida, nada es tan fácil como eso.
    Por de pronto yo se que te encuentras en La Serena y que eres maestra allá.
    Yo vivo en mi tierra de Quilicura, no porque sea un amante de este suelo, sino que por una razón desconocida aún para mi, al parecer tengo una misión en esta tierra y estoy siempre esperando que esto se haga patente.
    Un abrazo y no dejes de escribirme.

    Mario Monasterio Calderón

    ResponderEliminar
  11. Estimado Monasterio, como te decíamos, este blog me trajo muchos recuerdos y leo post de Harald zeller, con quien saliamos a compartir en su casa que quedaba en el Barrio Republica, si no me equivoco en la Calle Almirante Latorre...
    Tambien estuve de compañero de Edmundo Magaña Torres, Mandujano, carvajal, buenop yo era de un curso mas arriba pero por malo para el frances repeti de curso...una pena porque en estos dias nadie repite por eso, pero alegre porque tenia mis antiguos compañeros y los nuevos de este otro curso...Habia una profe de escultura Carmen Morraz...se recuerdan de ella?...la nombro para que se agregue a los recuerdos.. ahora vivo en isla de Pascua....donde espèro dejar algun dia mis huesos...saludos a todos
    Jose Barrera, el chico Barrera, tambien me decian Coné no se porque...

    ResponderEliminar
  12. Vuelvo a escribirte. Al parecer el envio de lo anterior no fue exitoso.
    No te conoci en aquellos, tu anios de EEEA.
    Yo egresè de la misma el 77 despuès de gloriosos seis anios pasados alli, absorviendo lo que la escuela me ofreciò, aprendiendo con increible serenidad lo que hoy tengo.
    Vivo en Roma desde hace 35 anios, aqui sigo amestrando mi vida con la ayuda de la pintura y en los ultimos anios resolviendo la misma con la escritura. Mi trabajo, aquel que me hace comer es otro, igualmente manual y creador.
    Ahora me he topado con esta pagina...me ha llenado de nuevos entusiasmos de colaborar y de seguir andanzas que no se han cerrado respecto de nuestra gran Escuela Experimental !
    Quisiera poder intercambiar cosas y emociones con este grupo, sin duda alguna esto servira para mantener ahora mas que nunca viva aquella experiencia de formacion artistica que tanta falta hace y como bien sabemos peligra que en Chile se extinga.
    Tambien yo escribi para las Memorias Experimentalinas...pensando que podia ser publicada a la brevedad...en cambio...no tengo idea que fue lo que sucedio.
    Quisiera compartir contigo esta y otras cosas. Me interesa leer lo tuyo si se encuentra y donde, en Chile para pedir un envio.
    Ojala no nos perdamos de "vista" a travez de este extraordinario instrumento.
    Gracias por tu blog y que siga creciendo.
    Mi nombre es Marcos Caceres
    markitoz58@virgilio.it

    ResponderEliminar