20 sept. 2012

GENIOS Y REVOLUCIONARIOS


                                                 V

Por entonces la Escuela Experimental, era un proyecto algo extraño.
Al menos para la gran mayoría.
Sólo podían estudiar allí los alumnos que tuvieran algún talento manifiesto, porque esta era una “Escuela para niños superdotados en algún aspecto del arte”.
Nos ubicaba en un desnivel en relación a otros “pobres” estudiantes que no eran como nosotros. 
Al mismo tiempo nos elevaba en la autoestima y lo que era más significativo, nuestra imagen no podía descender de allí.
Era algo extraño pero real, no nos parecíamos al resto de los mortales que transitaban por la vereda del frente. Nosotros éramos el talento, éramos “los artistas”
Sin embargo mis compañeros y yo, todos nosotros, estábamos marcados por una profunda sensible y manifiesta sensibilidad social, las  noticias del mundo nos impactaban y frente a cada tema teníamos opinión.
Mis compañeros eran locuaces y convincentes.
Eran los años sesenta, los años de la Guerra de Vietnam, los años de la revolución Cubana, década del asesinato de John Kennedy, de los grandes conflictos raciales, del Ku Ku Klan  del desarrollo de la guerrilla en Bolivia con la figura de Ernesto Che Guevara. Los años de Marilyn , de Violeta Parra y de Mao Tse Tung.

Años de grandes desenlaces sociales en todos los rincones del planeta y con el apogeo del movimiento obrero en nuestro país, en que directa o indirectamente todos estábamos involucrados. La palabra revolución no era ajena a ninguno de nosotros.
La palabra revolución pertenecía a nosotros.
La palabra revolución se hizo nuestra y salpicaba en nuestro sentir.
Estábamos para cambiar el mundo y no decepcionamos a nadie.





3 comentarios:

  1. El trabajo silencioso en las aulas de Chile y el trajín bullicioso de estudiantes y maestros, logran construir mentalidades creadoras y recreadoras de mundos idos y nuevos en nuevas síntesis que nos permiten continuar abriendo brecha, para levantar ese mundo nuevo que tanto necesitamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por sus comentarios. Al parecer somos generaciones de sueños y utopías, pero no somos los únicos

      Eliminar
  2. Felicitaciones Profesor Mario Monasterio por su labor Cultural y Docente.

    ResponderEliminar